martes, 14 de julio de 2015

Volver a empezar

Saludos,
A cualquier alma perdida con la desgracia de caer en este rincón del cyberespacio...

Varias veces durante mi juventud, comencé a escribir blogs. Varios intentos fallidos, debido a la falta de compromiso, estoy el día de hoy volviendo a intentarlo (Ya lejos de la juventud).

Considero sumamente importante que todos llevemos una memoria, bitácora, diario, blog... como sea que quieras llamarle, de los acontesimientos en nuestras vidas; o simplemente de los acontecimientos en nuestras mentes. Años, o décadas después, vas a leer lo que escribiste y dirás "¡Guau! Que maravillosa manera de escribir tanta insensatez." Pero tal vez entre tanta palabrería sin chiste y de mal gusto, encuentres algún bello pensamiento que te haga decir "¡Oye, no recordaba que en algún momento fui positivo!", algo que te haga recordar que llegaste a ser una buena persona.
No estoy confesándome, ni cometí un crimen tan grande como para estar buscando redención con estas palabras. Es solamente que he estado librando una guerra con la depresión desde hace un año, y el día de hoy deicidí acabar con eso. Se que la tristeza es inevitable, y debe ser parte de todo ser humano, pero en mi caso era un estanque del que no podía salir; sin importar si nadaba, o no, seguía flotando en el mismo lugar. Y la realidad era que tenía lo necesario a mi alcance para salir de ahí.

La próxima semana me voy a casar. Ella está lejos organizando los últimos detalles de la boda, mientras yo sigo en casa observando como decrece la cuenta bancaria por los gastos... Bueno también en el trabajo hasta que lleguen los dias que pedí para el matrimonio.
Lo importante es que me hice el compromiso de no desperdiciar ni un día más sumergido en depresión. Que está permitido entristecerse por las miles de millones de historias y noticias que se leen hoy en día de nuestro planeta, pero no está permitido cruzarce de brazos y no hacer nada para cambiar todo aquello que sabes que está mal.
Yo estoy en medio... no hago el mal, pero tampoco el bien; lo cual considero que es lo mismo que hacer el mal. Como dicen "Si estás neutral en situaciones de injusticia, haz elegido el lado del opresor."

Por hoy creo que perdí el hilo y el punto al que me quería dirigir con este teclado, pero la aguja aquí sigue con la intención de volver mañana a tejer otra telaraña de palabras.
Creo que seré el único que lea esto, aparte de ti. Sí, Tú. ¿Yo? No, Tú. Tu Yo del futuro. O sea, Tú.
Esto se está poniendo confuso... pero lo entenderás.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada